La Pérdida en el Retail; Algunas Definiciones

La Pérdida en el Retail; Algunas Definiciones

 

Por Luis Leyton Johns

 

El negocio minorista requiere de una capacidad de gestión mayor que muchos otros sectores de la economía, debido al dinamismo de la industria, la competencia, los cambios en los hábitos de consumos, los márgenes estrechos, los cambios en el mercado laboral, los problemas de seguridad y delincuencia de los países, entre otros.

 

Por lo anterior, los gerentes o managers del negocio minorista, están sometidos constantemente a una gran presión para el logro de los objetivos, que generalmente son financieros y que se traducen en una responsabilidad directa sobre:

 

(i) Los Colaboradores y el Clima Interno de las tiendas,

(ii) Las Mercaderías,

(iii) Los Activos Fijos,

(iv) Los Resultados,

(v) Los Clientes y su Retención

 

Los elementos antes mencionados representan, mediante su gestión, un potencial incremento de valor o una probabilidad de fuga o pérdida de este.

 

Las compañías muchas veces por miopía o por un rápido crecimiento, se enfocan con especial atención a las mercaderías, factor al que nos referiremos más en detalle en el presente articulo.

 

Las mercaderías representan para el comercio minorista la piedra angular para la obtención de ingresos y su principal preocupación en el riesgo de fuga o pérdida. Mediante su distribución y venta, los retailers facilitan la transferencia de propiedad entre fabricantes y consumidores finales.

 

Ya desde la gestión de las mercaderías y desde la óptica del local, podemos visualizarlas de dos formas:

 

La Mercadería como elemento físico (Stock) y

La Mercadería como elemento financiero (Inventario)

 

El Stock de Mercadería se refiere a las cantidades físicas de productos, que pueden ser medidas en unidades, litros, kilos, etc.

 

El Inventario se refiere al stock de mercadería valorizada al costo (este punto será tratado en un articulo completo pues hay un gran debate en como deberían valorizarse los inventarios dados los grandes movimientos físicos y de costos involucrados)

 

Estás definiciones son muy importantes para comprender la naturaleza de la pérdida y su gestión, debido a que nos permitirá determinar el origen de las pérdidas.

 

 

Definición de Pérdida (de Mercaderías)

 

Entenderemos por pérdida de mercadería a los costos financieros (pérdida del costo) y económicos (pérdida del margen y de la satisfacción de los clientes), generados por cualquier acción o circunstancia que impida permanentemente a la mercadería transformarse en ingresos mediante el proceso de comercialización y venta del retail.

 

Esta pérdida la podemos clasificar en:

 

Pérdida Conocida y

Pérdida Desconocida.

 

La pérdida conocida se refiere a las distintas operaciones internas del retailer o externas (generadas por clientes, personal externo o acciones derivadas de conductas antisociales), que provocan daños o deterioros a las mercaderías, impidiendo que estás estén en condiciones óptimas para ser comercializadas y por ende, deben contabilizarse como pérdida, rebajándose del stock y el inventario. A este tipo de pérdida también se le conoce como merma. En este caso, la perdida se puede asociar directamente a la mercadería deteriorada (es lo que denominaríamos, la existencia del “cuerpo de delito”).

 

Es importante señalar que la identificación y gestión de la pérdida conocida es sumamente importante para la prevención de pérdidas, puesto que permite tomar acciones correctivas en contra de procesos, procedimientos, acciones y personas que las estén generando.

 

Entre las principales causas de la pérdida conocida tenemos:

 

El exceso de compras o sobrestock,

La mala manipulación (transporte, mala recepción, mala reposición, entre otras),

La mala conservación o almacenamiento,

Vencimiento y/o obsolescencia,

Intento de hurto,

Negligencia de colaboradores internos,

Daños provocados por clientes.

 

 

La pérdida desconocida se refiere a diferencias en el stock y el inventario, de las cuales no existe una evidencia física y que son detectables únicamente mediante el contraste entre la información del sistema (teórico) y el conteo físico de las mercaderías en las tiendas (real), también se le conoce como diferencia de inventarios.

 

El stock del sistema o stock teórico, generalmente viene dado por:

 

  Stock Inicial (Stock resultante del conteo físico anterior)

+Compras

-Ventas

-Devoluciones

-Mermas

-Traspasos internos

=Stock Final, Teórico o del Sistema.

 

El stock real o físico viene dado por el conteo de los productos presentes en la sala de ventas, lugares de exhibición y almacenamiento de las tiendas.

 

 

Aunque hay una gran discusión sobre sus causas, son comúnmente aceptadas como las más importantes las siguientes:

 

Errores administrativos

Hurto interno

Hurto externo

 

En el caso de la pérdida desconocida, es muy importante señalar que además puede provenir de situaciones directamente relacionadas con el negocio, tales como pérdidas causadas por revalorización de los costos, pérdidas provocadas por el sistema de pricing (generalmente la estrategia de precios high & low o precios altos y bajos generan diferencias de inventarios al aplicarse bajas de precios a inventarios ya presentes en las tiendas), y la mecánica operacional de implementación de promociones utilizados por el retailer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *