El Retail de Argentina y Chile ¨ Punto de Encuentro y Perspectivas¨

El Retail de Argentina y Chile ¨ Punto de Encuentro y Perspectivas¨

 

Por: Sergio Adrian Fernandez

 

La actividad de comercio minorista en ambos países ha tenido un desarrollo grande, importante e interesante para sus respectivas economías. Cada país con un escenario económico distinto siendo Chile un país con una economía mucho más estable que Argentina en los últimos veinte años. El desembarco de cadenas de retailers en dichos mercados favoreció a las economías de cada uno de ellos porque se crearon nuevas fuentes de trabajo, se ampliaron los lugares de atención para los consumidores meta, se generaron más ventas, más ganancias y  por ende las contribuciones al estado aumentaron a través de la suba en la recaudación de impuestos. Hay marcas que estuvieron presentes en Argentina y luego de analizar la situación tanto económica, política y social tomaron la decisión de retirarse del mercado interno para luego regresar años más tarde generalmente de la mano de una master franquicia, es así como por ejemplo Chile supo captar inversiones atrayendo a su mercado interno marcas que se retiraron de Argentina y otras que nunca estuvieron presente en el mercado argentino y decidieron hacer su debut comercial escogiendo a Chile. Podemos citar el desarrollo del shopping center en Argentina a principios de la década del noventa lo que le permitió al público conocer y acceder a una propuesta nueva hasta entonces en el país en donde el público encontraba todo en un mismo lugar claro que éste concepto ya era conocido por aquellos argentinos viajantes a USA sin embargo la mayoría de la población no conocía éste formato comercial que en USA adoptó el nombre de MALL.

Los shopping centers en la Argentina comenzaron a agrupar varias propuestas y servicios en un solo lugar como ser las mejores y principales marcas de ropa, calzado, bazar, cines, entretenimiento, patio de comidas, estacionamiento, etc. Luego se abrieron e inauguraron más shopping centers con las llamadas tiendas ancla como ser por ejemplo Falabella, Coto, Wal Mart o Sodimac entre otros. La finalidad de las tiendas ancla es la de tener un socio comercial, la de hacer un cruzamiento en cuanto a las propuestas que ayuden a aumentar las ventas, atraer más público y complementar los negocios. Por ejemplo el Shopping DOT ubicado en el barrio de Saavedra en la Ciudad de Buenos Aires posee como tiendas ancla a un supercenter Wal Mart y una tienda Falabella y por citar un caso más el hipermercado Carrefour posee una tienda de Sodimac como tienda ancla en el partido de Vicente López en la Provincia de Buenos Aires. También en los años noventa comenzó a operar en el mercado argentino la tienda por departamentos también llamada departamental Falabella de capitales chilenos cubriendo así el vacío dejado en ese tipo de formatos por la tienda Harrod´s y la tienda Gath & Chaves de Inglaterra.

El supermercadismo se desarrolló y creció rápidamente contando con jugadores locales y del exterior, todos ellos poniendo a disposición del consumidor distintos formatos lo cual implicaba claro mas o menos capacidad y más o menos cantidad artículos ofrecidos llamados ítems. Un caso de estudio local es el de Wal Mart cuando desembarcó en Argentina porque tenía en sus salones de venta una propuesta comercial igual que en USA lo cual no le gustó al público local lo que obligó al management de aquel entonces a realizar muchas modificaciones en su lay out por ejemplo en los pasillos podían verse bat de béisbol, pelotas de béisbol, manoplas de béibol, en la sección carnicería ofrecían cortes de carne como en USA lo famosos T bones que al argentino no le gustaba, habían traído de USA golosinas que al público local no les agradaba y también en la sección panadería ofrecían donuts las cuales no fueron aceptadas en Argentina por una cuestión cultural y a su vez de precio el cual era muy elevado comparado con las facturas el equivalente a las donuts para un norteamericano, luego de analizar y darse cuenta que estaban haciendo algo mal comenzaron a hacer las cosas bien adaptando la propuesta al mercado argentino lo que marcó un antes y un después para Wal Mart en el país. El grupo chileno Cencosud se expandió con sus hipermercados Jumbo, compró Disco y Vea y Plaza Vea. El grupo Carrefour compró las tiendas de EKi discount y las sumó a las ya existentes del formato express. Dia dejó de ser controlada por Carrefour y así emprendió un proceso de cambio de imagen y remodelación de sus tiendas. La francesa Leader Price se retiró del mercado argentino vendiéndole la totalidad de sus tiendas a EKI que luego entraría en convocatoria de acreedores y pasaría a manos de Carrefour como citamos anteriormente.

A principios del año 2000 comenzaron a operar con fuerza los supermercados llamados chinos porque estaban operados por gente de esa nacionalidad, brindaban un surtido amplio, explotaban en concepto de cercanía con una mala atención pero brindaban precios competitivos al público. Antes del año 1990 la gente en Buenos Aires realizaba sus compras en las principales avenidas de la ciudad las cuales en la actualidad tienen las mismas marcas que están en los shopping centers por eso lograron ser un complemento y no una amenaza como se pensó en un principio. La gastronomía creció mucho de la mano de Puerto Madero y otros polos gastronómicos ubicados en Palermo, también los complejos de oficinas se ubicaron en Puerto Madero y Palermo lo que llevó a lograr una descentralización de la actividad. Ya más avanzada la década del año 2000 irrumpió un nuevo formato como son las tiendas propias las cuales conviven con las multimarca pudiendo citar a marcas como Puma, Adidas, Nike, Samsung, Reebok, Merrel, Sony y HP entre otras.

La Argentina cuenta a su vez en sus distintas provincias con muchas compañías de supermercados las cuales fueron y siguen siendo exitosas, la mayoría de ellas son locales y su management es generalmente familiar pudiendo citar la cadena La Anonima ubicada en el sur del país la cual se encuentra operada por la familia Braun pasando de generación en generación. En el año 2012 emprendieron la retirada del mercado argentino marcas de lujo como Polo Ralph Lauren y Louis Vuitton afectados por la restricción a las importaciones reglamentadas por el gobierno de turno.  respecto al rubro de la hospitalidad se inauguraron muchos hoteles en las afueras de la capital federal ofreciendo estadías más relajadas al huésped en cuanto a servicios y la tranquilidad de cada lugar y los llamados hoteles boutique de dimensiones más pequeñas y con un servicio más personalizado poniendo así un concepto nuevo, distinto e innovador en el negocio de la hotelería. Teniendo en cuenta la gran cantidad de jugadores que se encuentran en el mercado minorista argentino todavía hay en el mismo actores más pequeños en cuanto a facturación y tamaño de las tiendas siendo comercios ubicados en los barrios de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires y atendidos por sus dueños quizás con algún empleado o varios.

En la década de los años 80 surgieron los lugares de venta de productos de indumentaria llamados de segunda selección ubicados en la localidad de Munro en el Gran Buenos Aires estando allí las primeras marcas de jeans a nivel mundial como Levi´s, Wrangler, Calvin Klein, Fiorucci, Lee, luego se sumaron marcas locales, concurría público de todas las clases sociales pero en especial de la llamada clase media que encontraba allí productos con fallas con rebajas en los respectivos precios muy convenientes, esto le dio paso a un nuevo actor en el mercado del Retail a principios del año 2000, los llamados outlet siendo lugares que venden productos de indumentaria y calzado con fallas de fábrica y de temporadas anteriores. El negocio del cine se encuentra dominado por las cadenas Cinemark, Hoyts, Showcase y Village cada una de ellas operan en ubicaciones estratégicas y con servicios diferenciales para sus espectadores. Existen a nivel nacional cadenas de venta de electrodomésticos con una amplia variedad de servicios y horarios de atención como ser Garbarino, Frávega, Megatone, Musimundo y Grupo Marquez, las cuales tienen una amplia variedad en su oferta de productos y variadas opciones de compra a crédito y de financiación pero les surgió la competencia por parte de los super e hipermercados y a ello sumado Falabella. Si hablamos del rubro de cafeterías el mismo se encuentra liderado por Starbucks, Havanna, Freddo, Un Altra Volta, Bonafide conviviendo en el mercado local con los clásicos y típicos cafés de Buenos Aires y confiterías.

El negocio del helado o cremas heladas está liderado por Freddo, Un Altra Volta, Persicco, Munchis, Chungo, Grido y establecimientos situados en los barrios sin ser cadenas con varios puntos de venta, en dicho rubro ocurrió un fenómeno comercial el cual se encuentra relacionado al hábito de consumo del helado en Argentina el cual pasó de ser de consumo estacional pasó a ser consumido todo el año ya que desde 1990 para atrás el helado sólo se consumía en Argentina en los meses cálidos de la temporada de verano y en la actualidad se consume también en la temporada de invierno y también las heladerías comenzaron a brindar en su oferta comercial cafetería y pastelería para pasar a ser así unidades de negocios más completas en cuanto a su oferta comercial. El comercio electrónico está pisando fuerte en Argentina al fin despegando de un comienzo demasiado flojo la gente cada vez está comprando productos bajo esta modalidad de compra la cual le permite acceder a descuentos especiales y puntuales, un ahorro de tiempo en sus vidas, un ahorro en el costo al no trasladarse a la tienda física. Las cuponeras de la mano de la norteamericana Groupon tuvieron mucho éxito en el mercado local siendo utilizadas en una primera instancia por las clase media y ahora también por las clases sociales altas, luego de a poco el modelo de negocio fue copiado y aparecieron otras compañías con la misma propuesta comercial. Un rubro que se extinguió fue el de las peleterías por razones y motivos obvios lo cual llevó a los mismos a reconvertir el negocio vendiendo pieles sintéticas o simplemente cerrando las peleterías o también agregando la venta de productos de cuero vacuno.

Las joyerías se expandieron demasiado en comparación con otros años y otras décadas las cuales fueron ocupando posiciones en los shopping centers que se iban abriendo en el país y otras quedando posicionadas a la calle ubicadas en avenidas tradicionales de Buenos Aires o en barrios de alto poder adquisitivo. En éste rubro podemos tener en cuenta el desembarco de Swarovsky con sus tiendas propias y también de la marca suiza relojera Swatch quien optó por comercializar sus productos en tiendas multimarca, corners propios en shopping centers y ahora tiene tiendas propias.

Las estaciones de servicio de distintas marcas comenzaron a brindar a los consumidores a partir de la década del noventa una propuesta distinta en cuanto a sus minimarkets llamados también convenience stores ampliando la propuesta comercial, agregando más cantidad de ítems y servicios, como ser por ejemplo la gastronomía en el rubro del fast food.

Hubo negocios de oportunidad los cuales estuvieron de moda y fueron rentables sólo un tiempo teniendo que ser discontinuados como ser por ejemplo las canchas para jugar al paddle, las pistas para patinar sobre hielo, los video clubs, lugares para venta de hot dogs.

En cuanto a la calidad de servicio y la excelencia en la atención al Cliente, ambos son de bajo nivel y no pueden ser comparados con los standards aplicados en los países desarrollados en donde existen por parte de las compañías una rápida capacidad de respuesta ante un problema o inconveniente en el punto de venta, tampoco puede compararse la indemnización al Cliente cuando tiene un inconveniente desde el punto de vista operativo a pesar de todo esto estamos en condiciones de citar que existen casos aislados que son pocos en donde se cumplen éstas premisas básicas para atender a los Clientes y que queden satisfechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *